NahiaBarahona

No conoces, ni sabes.

No conoces el vacío de su alma

Ni el frío que su cuerpo refugia

No conoces el dolor de una mujer destrozada 

Ni el brío que atasca su voz, su garganta 

No sabes lo que siente cuando está en silencio

 

Ni cuando duerme porque antes llora 

 

No la vez cuando tiembla con enojo y con veneno  

Ni sus ojos cristalinos mojando su pelo.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Desgarrante, este breve mensaje, me conmovio intensamente.-
    Te dejo un afectuoso saludo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.