Verano Brisas

AFRODISIACO


AVISO DE AUSENCIA DE Verano Brisas
Ninguna


¡Después halaga a tu amiga y acaríciala!

¡Enseguida lánzate sobre ella y tiéndela!

¡Lo tuyo es grande y lo suyo pequeño!

¡Ya leilí! ¡Ya einí!

Las Mil Noches y Una Noche

 

No desistas viejo romano.

Atlético fuiste y vigoroso

aunque hoy tus fuerzas desfallezcan

por tantas y tan duras batallas.

 

Bebe optimista el mejunje que hice para ti

con tripas de aves y de peces.

También de algunos reptiles,

esperma de ciervo y ciertos huesos de rana.

 

Puse igualmente, para no fallarte,

tres penes de lobo negro y siete huevas de erizo,

mezclados todos ellos

con el jugo secreto de la divina mandrágora.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.