O.L

Un poeta en épocas del reggaeton

El mayor miedo de todo poeta es que a su musa divina a la dama que el admira y busca para tener inspiración.

Qué a esa dulce mirada, hermosa sonrisa y ojos que guardan la entrada a un mundo mejor.

Que a esa linda criatura, a su tierna Dulcinea tan inteligente tan bella que para el es sinónimo de perfeccion.

El mayor miedo de todo poeta es que su dulce princesa.... 

Alguien más la trate como puerca.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.