Miguel Angel Chacc

Solo fui a verte partir.

Estoica te miro con los brazos a los lados
por primera vez callada sin hablar,
no quiero acercarme sin tener algo que decirte
deslavado de palabras me acerco silente,
usando la mirada como verbo
como adjetivo de lo tuyo y lo mio.

El adiós es como la muerte...
no me atrevo a tocarte ni darte un beso
solo acaricio tu nave continente,
suave, lastimera y llena de vapores de muerte
hay una flor en mi mano cayendo al suelo
sin poder contenerse.

Digo adiós en un mover de labios tenues
sin lágrimas, sin dolor, solo una corta oración
cascaron vacuo lleno de ausencia.
Mirándote recuerdo juguetones quererse
adiós bella amada, me retiro antes de ver a la tierra
tu cuerpo pertenecerle.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.