Juan Rojas

La Mujer

La Mujer

Las cosas maravillosas no siempre ocurren, tal como escuchar decir algo a una dama y que demuestre su grandeza...¡Esto que miras soy yo, ni más ni menos, un pedazo de ser, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, un fragmento de dulzura! y te diga que es una mujer solo eso, pero que aveces es como una niña de sutil, apasionada por la vida, siempre libre a como lo es una mariposa, infinito como lo demuestra su amor y con su triste voz diga que no es mucho, que es solo eso, pero es todo lo que ella es. Vaya que lección nos demuestran sin necesitar ningún adorno adicional, su propia belleza es suficiente así a lo natural.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.