Enigma.

Me desatas.

Me desatas en un instante

 

como el rayo 

 

que marca el cielo 

 

con todo ese poder y 

 

candente me seduces 

 

entre líneas 

 

mi placer. 

 

 

Sólo consumo el momento 

 

en que me atas,

 

a tu sexo,

 

tu calor, 

 

como esa flama incesante 

 

de la suave sensualidad 

 

y pletórica de ser tuya 

 

en un ya. 

 

 

* Max * 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.