Rodolfo Guevara

Canciones de la lluvia



Tarde del jueves lluvioso

 

Fue la tarde lluviosa de ese jueves
excusa para asirte en mis brazos,
en vez de deshojar margaritas,
decíamos con cada gota...
"me quiere"... "me quiere más"...

 

Escondida entre mi barbilla y mi corazón
encendí una lumbre para ti en mi pecho,
dándote calor, entibiándote el alma,
te envolví con la seda de mi ternura.

 

Fueron mis besos infusión tibia,
abrigué con mis manos tu espalda,
no dejé que temblaras de frío
con dos carboncillos en tus labios.

 

Ver la lluvia en tu mirar,
el surco sinuoso del agua en tu rostro,
las gotas de lluvia colgando en tu pelo
y escuchar la lluvia en tus besos.

 

Recuerdo la tarde lluviosa de ese jueves
la recuerdo hoy en cada lluvia,
abrazo tu recuerdo contra mi corazón...
porque cuando te echo de menos,
en mi rostro llueve... como aquel jueves llovió

 


Noche de invierno otoñal.

 

Llueve esta noche de invierno otoñal.
Afuera las gotas se besan al caer,
forman un ondulante caudal,
para volver a ser lluvia, corren al mar.

 

Porqué no pedir un deseo por cada gota
en vez que muera una estrella?
La estrella se va y la gota
navega despacio tu piel...

 

Una gota llega a mi ventana,
vestida con la humedad de tus labios.
Se te escapó un beso esta mañana
o me devuelves uno de los míos?

 

Así como la gota, lluvia vuelve a ser,
en mi boca ,como un empañado cristal,
tus besos vuelvan a llover
como llueve en este invierno otoñal.

 

Acaso, Mi Bella...
en esta noche sin estrellas,
noche de invierno otoñal...
Acaso llueve también en tu cristal?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.