Claudio Azofeifa

Agosto 4

Tres meses internado, mi salud desvanece.
A diario naufrago con mis ideas y suelo perderme dentro de ellas. nada importa, nadie más, no he perdido las ganas de vivir, no tengo energias, no queda nada afuera, las cosas no serán como antes.
Aprendo, mientras juego con la muerte, por momentos no logro soportar este infierno que siento, el vacio me llena al punto de la agonía.
Nadie, más que Yo, puede salvarme... es tarde, ¡no puedo pensar!, ¿pensar?, ¿por qué intentarlo?
Me parece que ayer nunca existió
Ahorita, sólo la muerte me da calor...

Comentarios2

  • Javier Ascanio

    Dramatico, sufrido, muy bien narrado.

  • Lualpri

    La amada muerte llega
    En el momento preciso
    A veces... merodea
    Y no lo digo por compromiso.

    Ocho meses de mi vida
    Me ha acompañado
    Me hizo creer que me iría...
    Luego ha marchado.

    Quizá goza esa estadía
    Mas... aseguro,
    Cuando a llevarnos venga un día...
    Será al desnudo !

    Y justo allí, en ese instante,
    Ni más, ni menos,
    Habrá que abandonarle...
    Al cuerpo entero !

    lualpri







Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.