enmanuelmundo

Mi camino, mi cruz...

Un mundo donde el humano se ha vuelto un animal salvaje

En las ciudades, y resquicios de mis cantones no hay más esperanza

Que la locura de las drogas, prostitución y las pandillas

Que solo es la manipulación  de los grandes intereses que siempre te manosean

Hablas de integridad, ante un humilde hombre, cuando te desvisten sucias sombras.

¿No eres otra más de esta población perdida?

Eso observo a veces, cuando me alejo de tus valles y montañas desoladas,

Pensando como encender esa luz que ilumine esta oscuridad que se apodera cada día mas de ti.

Yo, no el perfecto ni el salvador de tu nombre te busco,

A veces en la poesía libre, otras en la literatura ansiando encontrar la clave,

Aquella, que al conquistarte,  pueda liberar,

Más me siento maniatado, no existe mayor desconsuelo

Que verte desvestir por degenerados con dinero y poder, 

Que van pregonando como santos un dios placentero

A las injusticias, las malas prácticas y moral en curso. 

No existe para ti, mayor desconsuelo, que ser tocada, por estos cerdos... 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.