Antonio Encinas Carranza

Sin lágrimas

Yo se que tú no lloras
Solo cierras los ojos y sonríes
Tú solo lloras en silencio
Lloras para adentro
Para que nadie lo note.

Tú lloras con el alma … en silencio
Y con tu silencio …
Tú sufres más que los demás.

Solo una mueca
Con pretensiones de sonrisa
Acompaña tu silencio.

Tus lágrimas no se ven
Son difíciles de secar
No hay pañuelos para tus lágrimas

Tus lágrimas no se ven
No pueden salir.
Ellas brotan muy adentro.
Se llevan en el alma.

Y arrastran lamentos mudos
Que aprietan el pecho
Y ahogan el corazón.

Yo he escuchado tus lamentos
Ocultos entre tu risa
Silenciosos, callados.

Por ahí dicen
Que tú sabes llevar las penas
Y eso es mentira.
Lo disimulas bien.

Nadie ve tus lágrimas
Yo pude verlas con los ojos del corazón
Que son diferentes al resto
Que te miran con los ojos de la razón.

Antonio Encinas Carranza
D. R.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.