Jaxobiosky

versos libres a ti. II

Anzuelo de tu silencio abordaste mi cuerpo,

un anhelo que mi destino perseguía,

fuiste entregada al mundo,

venias a alegrar y a salvar

solo tú lo sabrías.

 

Donde dejaste al vino

En la tierra designada

Donde su supremacía corría

 

En esa gran región donde tu soberanía, elemento preciso,

Me dio alimento

En mi alma, en mis alas.

Partida sonrisa juntada de gracia mientras la luz crecía

Deambule en afán de exigir una búsqueda sin fin

Sometido a la riqueza de tu existencia,

El horizonte más hermoso que los ojos puedan ver

Tus nombres no se pueden escribir,

Mares y tierras en presencia de;

Tus sabores nativos de albahacas

Con notas herbales de lino

Gran frescura y dominio

Ya disueltos para llevármelos

Con intención al mundo

De vaticinio

Disueltos en la comunidad de la niebla

infusión leve como pócima ideal de vino



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.