yito

El Sueño  de Los Brinkmann.

 

 

Sus pasos por la vida fue el simiente

de la que en el presente es la ciudad

que guarda en la conciencia de su gente

sus virtudes afán y voluntad.

 

De sus suertes, las tierras del naciente

donaron por verlo realidad

y al sueño que anhelaba ser afluente

permitieron crecer en libertad.

 

Anidó el junto al paso de los rieles

y aprendió de lo amargo y  de las mieles

el valor del confiar en los demás.

 

Comprende el que hoy  recorre, por sus calles

pues denota su gente, sin detalles

que ese sueño, fue un sueño y mucho más.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.