Châmänå

A costa de otros: PUDRIRTE

Sería fácil decir que si, Asentir,  Como una marioneta.   Dejarte de lado Dejar de lado tus cosas de la vida, Tus metas, valores y principios, Solo por ver A otra persona reír.   Gradualmente Decapitada... Siendo tu mano Dueña del hacha Y ese público  Aplaude por ti.   Quizás llorar escondida En un cuarto escondido Con una calma, Escondida también, Bajo las sábanas mientras te abrazas.   Morirte pobre Sin la certeza De ser mendiga  Como estado civil.   Y lo próximo ya Será una tumba O un olvido sin certeza Y sin pautas que seguir.   Nada merecerá tu pena.   Sacas la cabeza Solo unos segundos Antes de volver al mundo Para volver a fingir...   La ropa negra Tu mejor gala; La decadencia Muestra tu esencia Y no se sabe Qué hay ahí.   Salen suspiros Nada reñidos Pero el sufrimiento suena solo así.   Ya no... No hay esperanza. Se han anudado Las sinrazones En tu existir.   Caes en el pozo Sin ver un fondo Y cuando buscas Nacen heridas; Vuelta a sufrir.   Te han conquistado Te han engañado Y amedrentado Tu porvenir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.