Israel H Najera

Paradoja

Paradoja.

 

Que paradoja, lo que más he repudiado, en el fondo de mi corazón se aloja.

Que paradoja, a quien quiero cerca, mi actitud lo aleja.

Demasiado cobarde para la vida y paradojicamente con un temor aberrante a la muerte.

 

Soy sensible pero crítico; eso es paradójico.

 

Quiero éxito pero soy un parásito y eso no me deja ¡vaya paradoja!

 

Quiero felicidad en la vida pero sigo hurgando en la herida, quiero dejar de cometer los mismos errores pero no cambio mis andares; es paradójico, como no querer viajar pero si conocer otros lugares.

 

Siempre fatigado para perseguir lo que tanto he anhelado, vivo en paradoja, siempre he pensado pero jamás he actuado.

 

Busco aprobación de cierta gente pero me desagradan paradojicamente.

 

Me considero inteligente pero en ocasiones he actuado como un primate, paradojicamente.

 

Hubo a quien consideré ignorante, luego vi cuanto le aprendí, paradojicamente. 

 

El político quiere ser único, con el apoyo de multitudes; eso es paradójico. 

 

Quiero triunfar pero nada me mueve de mi lugar; esta paradoja es la que me hace llorar. 

 

02/08/18   Israel Najera



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.