Raquel Lainez 1980

No me llames india

No me llames india
porque no lo soy.
Soy la hija de una estirpe
de rudos navegantes
de crímenes bestiales
e insanos vicios.

 

No me llames india
porque llevo en mis venas
sangre guerrera Lenca
derramada por la resistencia
bajo el yugo de la espada roja
y el grito de conquista española.

 

Soy el producto
del feroz látigo
de las cadenas eternas
y la violación
hacia mi madre indígena por mi padre soldado español.

 

Soy la hija de la angustia,
del dolor y la desesperación
de un pueblo forzado y exterminado
por la unión de dos coronas,
los reyes católicos de Aragón y de Castilla
para adorar al dios de los blancos.

 

No me llames india
porque no lo soy.
Soy esa descendencia
de ojos verdes y piel de canela
de trenzas largas y pómulos salientes
de piernas fuertes y manos ágiles.

 

Soy la otra España
el parto de dos culturas
la sangre mezclada
la nueva idiosincrasia
la nueva esperanza
de una nueva nación.

 

No me llames india
porque no lo soy.

Comentarios4

  • El hijo de las trece

    Letal.

  • Edmundo Rodriguez

    Querida Raquel,
    Seguro que si eres la nueva ciudadana de este hermoso continente
    Mi cariño, y
    Mi cálido abrazo

  • Luis E. Calderon Romero

    ¡ Sin palabras!

  • JAVIER SOLIS

    Soy la hija de la angustia,
    de un pueblo forzado exterminado
    el parto de dos culturas
    la sangre mezclada
    harán de nosotros una gran cultura.
    Con mucho cariño
    JAVIER



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.