Ingrid Zetterberg B.

FLORES FUCSIAS

 

Mi amor,

ya estamos viejos...

tu rostro ajado

por los años

me saluda tiernamente

una mañana.

 

Flores frescas

arrancadas a la tierra,

me ofrecen tus manos...

 

¿Qué será el día

en que tu figura

doliente y cansada

se pierda

entre las sombras

de la casa...

 

y mis ojos

ya no puedan

darle la bienvenida

a la ternura

de tus pétalos?

 

Son fucsias hoy

como la primavera

que se ausentó

de nuestras vidas.

 

¡Cómo te amo esposo mío!

 

Hoy esas flores

de tus manos llevan

toda la juventud herida...

todo lo que ya murió

entre nosotros,

lo que no puede renacer a la vida...

 

y la sonrisa de tus ojos

me dice, sin embargo

que entre tú y yo...

nunca habrá un adiós.

 

Ingrid Zetterberg

 

(Inspirado en la imagen)

 

De mi poemario:

"Inspiraciones de mi nostalgia"

 

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Comentarios7

  • Carlos Dguez

    ...entre tú y yo, nunca habrá un adiós.
    Hermoso y tierno cierre amiga.
    Lo más hermoso de la vida es envejecer junto a tu pareja, y quienes tienen ese privilegio deben disfrutarlo y valorarlo.
    Abrazos amiga.

    • Ingrid Zetterberg B.

      Así es amigo mío....gracias por recorrer mis versos y dejarme tu hermosa respuesta. Recibe mi abrazo.

    • Jorge Horacio Richino

      Bello y nostálgico es tu poema, querida Edith!!
      Es cierto que los años pasan y se llevan -de a poco- casi todo de nosotros. Se llevan también con ellos el amoroso trato de la juventud, ya sea por cualquier causa! Y entonces hay que acostumbrarse a una nueva forma de vida, pero lo importante es saber que, como tu bien dices, «nunca habrá un adios»!!
      Felicito tus letras y te envío un inmenso y cálido abrazo!!!

      • Ingrid Zetterberg B.

        Amigo Jorge...no soy Edith....soy Ingrid...te equivocaste de poetisa...jejeje....pero no importa, igual te agradezco que hayas pasado por mis letras y me hayas dejado tu hermosa respuesta. Recibe mi abrazo grande.

        • Jorge Horacio Richino

          Discúlpame, Ingrid, acababa de dar una respuesta al poema *Como un Lobo* de edith Elvira Colqui Rojas y se me quedó pegado el nombre!!
          No... Si yo digo siempre que con los años alguna falla me va a tener que ocurrir, o seguramente muchas!!! Jajaja!!!
          Mil disculpas y un enorme abrazo!!!

        • David Arthur

          Muy bellas letras en tu poema Ingrid aunque la ausencia de la ternura de sus pétalos sea un grato recuerdo.

          Saludos en la distancia,
          David

          • Ingrid Zetterberg B.

            Gracias David por tu grato comentario. Un saludo fraterno.

          • Luis E. Calderon Romero

            Cada dia sorprendes más

            • Ingrid Zetterberg B.

              Gracias Luis por detenerte entre mis versos. Un saludo.

            • JAVIER SOLIS

              En mis ojos ya no hay pétalos de rosas
              de mis manos resbalan las cosas
              pero voy a sacar juventud de mi historia
              para seguirte amando todavía.

              Tiernos y hermosos versos mi adorable poetisa.
              Con cariño
              JAVIER

              • Ingrid Zetterberg B.

                Gracias mi estimado amigo Javier por estar presente entre mis letras y dejarme tan bonito comentario. Un abrazo.

              • Hugo Emilio Ocanto

                Bellas letras, Ingrid.
                Gracias por compartir.
                Un abrazo.
                Hugo Emilio.

                • Ingrid Zetterberg B.

                  Gracias amigo Hugo por tu grata respuesta a mis versos. Un abrazo.

                • El Hombre de la Rosa

                  Muy hermoso y genial tu bello poema de amor querida y estimada gran poetisa Ingrid...
                  Un placer pasar por tus letras...
                  Saludos de amistad...
                  El Hombre de la Rosa

                  • Ingrid Zetterberg B.

                    Gracias mi querido amigo de La Rosa por estar presente entre mis versos y dejarme tu bella respuesta. Un saludo fraternal.



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.