Carlos Dguez

Disfruté ser vagabundo



Si mi destino es,

tal como parece ser,

andar solo la vereda

que falta por recorrer...  

 

Gozaré de ese momento,

disfrutaré de ese instante

pues como final de un cuento

se me hace muy elegante.  

 

El lobito solitario

ya me decía mi Obispo,

pero si ese es mi destino

lo disfrutaré a diario.  

 

Platicar  con el silencio,

conversar con mis ancestros,

aunque todos están muertos

todavía los reverencio.  

 

Al concluir el verano

quisiera ya ser historia,

dejar  de ser una escoria,

dejar de ser un humano.  

 

Mi paso por este mundo

me deja mil sinsabores,

nunca pedí sus favores,

disfruté ser vagabundo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.