Andrés Romo

A ti, mujer maravillosa

 

¿Quién dice que no amaste?

sí en tu lecho mil veces derramaste

tu alma, tu miel y tu tersa piel.

 

¿Quién osa reclamarte tus desvelos?

sí en tus noches tristes, triste el cielo

y en tus vuelos amorosos, tus sueños.

 

¿Quién dice ser tu dueño?

aquel que por tenerte es halagüeño,

sí no conoce a tu ser, esencia de trueno.

 

¿Quién dice habitar en tu memoria?

sí tus fantasías están hechas de gloria,

sí de tus entrañas nacen las victorias.

 

¿Qué hombre te reta para ser mejor?

sí de ti mamó el amor en cada albor,

olvidando que en cada beso mitigó el dolor.

 

Andrés Romo

 

Save Creative 1805167114176



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.