Antonio Segar

Ilusiones

Quisiera comprobar que abrazas mi fe.

Quisiera saber si contar contigo podré.

Quisiera vivir la vida que tanto soñé.

 

Una nueva vida…No fue fácil empezar.

Aquí estoy, de pié: Dispuesto a volar…

A soñar, a remar, a no rendirme jamás.

 

Tan solo te pido tu ayuda, esperanzado.

Yo creo en ti y el cariño desinteresado.

Y si me pierdo y no puedo ser salvado…

 

Si acaso me embarga la desesperación...

Nunca me dejes caer  en la indefensión.

Si tengo razón, no me quites la ilusión.

 

 Si vivo cada día, no me quites la alegría

de guardar el sueño que mi alma ansía.

Ayúdame como  antes, cuando no llovía. 

 

Si lo intentaste pero no lo conseguiste.

Si el valor no brilló y si la fe perdiste,

albergas meras dudas y no lo lograste.

 

Levántate ya, mírate al espejo y siente.

Respira con fuerza y camina de frente.

Es tu mundo, es tu inapelable referente.

 

Esa es sin duda una gran ilusión...

La que alberga nuestro corazón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.