Isabella Eye Gren.

EN ROCIOS DE ALBORADA


ROCIOS DE ALBORADA.
En rocios de alborada,de abril y blanco lila
y sin que lo notara, o desnudez descubriera,
el sol entro´ en las olas abrió la oculta esfera,
cual rosa en el capullo desnudo,´ esta intranquila.
Pues mi propia vergüenza tú descubres ahora
tras el zénit, con ella llévame a los árboles,
entre cantos de pájaros, mañaneros soles,
alabastro naranja soplo de abril aurora.


Cristales hechos rocío, multicolores
gravitan hacia las laderas, enardecidas
de sentirse descubiertas por tu mirada,
que se viste del rojo de mis labios
entre trinos y versos se asoma mi amado,
risueño con las nubes que lo escoltan,
llega sutil y en silencio en la alborada.


El rocío acarició a mi amada
entre cántico de gallos
y el estruendo de los rayos
armonizaba la bella madrugada.


El rocío empapa mí amanecer
saciando viva sed de albor,
acariciando el alma de día
por lo seco de su castidad.
** El Hombre de la Rosa **


En rocios de alborada
cuando el día abre su puerta
una perla se despierta
sobre una rosa encarnada
La rosa queda encantada
y le ofrece su consuelo
con un suave terciopelo
y su perfumado olor
mas la perla en su dolor
se funde mirando el cielo
.
Ramón Bonachi.


Roció de madrugada es la que moja
Las flores ante que raye el sol en la mañana
Como el amor que son testigo las sabanas
Con suaves caricias como cuando se tiene una rosa en las manos
Eco del alma


Suave Llovizna que el alba engalana,
Que alegra el amanecer cargado de sueños,
Roce sutil de la brisa mañanera,
Que acarician el ser de propios y fuereños,
La finas hebras del alma humana,
al sentir el rocío de la matinal primavera.


Encerrado en su crisral
y de cuerpo transpatente
aparece de repente
el rocío matinal.
Todos los días igual,
antes que llegue el momento
de que el sol diga - lo siento-
veremos algo fantastico,
gotas que no son de plastico
sobre petalos al viento.
.
Ramón Bonachi


en el rocio hace frio
y al llegar la madrugada,
me dan ganas de decir chorradas
y a veces, hasta de llorar.
Mas por la noches,me esmero
y me pongo tan cachondo
que dan ganas de hacer el amor
junto al arbol de alla al fondo.
Mas pobre mi desdicha,
ese arbol tan frondoso,
no tiene piedad de mi,
y alli me encuentro ami amada
en brazos,del manolin,
ese chico feo y gordo,
que no se que tiene el,,
mas me miro,,,,ummm y me respondo....el duende con perdon,,,,,


En rocíos de la alborada,
me despierto y no estás
a mi lado, tu perfume,
persiste en la almohada,
me acurruco al otro lado
y te sueño soñando que
nos junte nuevamente
otra alborada...
(rosi12)

Comentarios2

  • Isabella Eye Gren.

    Gracias a todos por vuestra participacion en el funcionado refulge vuestros talentos, un aplauso de pies muchisimas gracias abrazos del alma

    • Alma Erótica José Luis Agurto Zepeda.

      Te ofrezco mis disculpas amiga poeta.
      Lamentablemente me he ausentado de Poemas del Alma y no vi a tiempo la invitación al fusionado.
      Pero, en realidad, todos son bien talentosas y talentosos.
      Felicidades a todas y todos.

    • ElLobo

      Suaves rocios de alborada que humedecen la ilusion y refresca la pasion de cada nueva madrugada y llena con su cancion rocios de alborada.

      " ElLobo "



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.