E. Lopez

Tiempos en quiebra

I

¡Oh Adonais!

¡Joven de risa despreocupada!

¡Escucha al fuego danzante,

que con sus llamaradas azules,

Grita, abraza y desgarra

Tus mentiras blancas!

 

II

¡Oh Adonais!

¡Joven de caricias precipitadas!

Devela la ansía lúgubre,

Acechando las sombras,

que como siluetas voraces

Se condenan, sangran 

y se devoran.

 

III

¡Oh Adonais!

¡Joven de palabras quebradizas!

Aferrado como el halcón a su presa;

¡Levántate y ruge!

 

IV

¡Oh Adonais...

Joven de palabras escarchadas...!

La deriva lo amamanta

sobre el lienzo sin camino,

que como la efímera brisa

Besa, toca la tierra,

Y se desvanece como

 la arena...

 

V

Oh Adonais...

Joven de tiempo herido,

Caminando insaciable....

Al final del ocaso,

Sonrie,

Despierta,

Y vuelve a caer...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.