pani

MELANCÓLICA APTITUD...

Cuando el agua

de la tarde...

se reviste de disgusto

zozobrado,

 

viene la gardenia

en su diamante...

a beber ufana

en las heterónimas catedrales

de cobalto,

 

oh, herida...

desnuda de amapola,

que te recreas silente...

en la patria desbocada de su rezo,

 

licuada toda de un colapso

trenzado y suave...

 

en las madrugadas

desaconsejadas de su espíritu.

Comentarios2

  • Esteban Mario Couceyro

    Una cascada de sensaciones, de una sociedad cambiante.
    Un abrazo.
    Esteban

  • Alberto Escobar

    Patio andaluz susurrando agua a la hora de la cigarra.
    Felicidades Pani.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.