Aichi

La Marea



La marea me dejó arenas de plata y oro.

Que pondré en el reloj del tiempo que no pasa

Tu marea me dejó la piel cuarteada

La miel en los labios

Las piernas enterradas

.... y aún así muchas millas por recorrer y arrecifes de corales.

 

 

Fenicia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.