Bambú

FUGACIDAD

Anoche, ya muy tarde,
vi una estrella fugaz.
Cayó por el horizonte
así, como que se desliza una lágrima,
como una gota de lluvia en un cristal,
tan dulce y lentamente que pudo darme tiempo
a pensar todos los deseos del mundo
y era tal la belleza del instante
que no pedí nada, 
la seguí con la mirada
saboreando el tiempo,
el largo tiempo
que dura la estela en el oscuro firmamento.
Las estrellas anoche titilaban guiñando sus ojillos de caleidoscopio,
como inalcanzables diamantes
sobre el negro terciopelo de una joyería orbital.
Había muchas,
pero estrellas fugaces, solo vi una...
la más bella.

Comentarios3

  • 2punto0

    Hermoso poema estrellado

    • Bambú

      Muchas gracias, compañero. Encantada de conocerte.

    • Fabio Robles

      Aunque no hubo un deseo, disfrutaste de un espectáculo celeste, maravilloso. Saludos amiga

      • Bambú

        Exacto, Fabio. El deseo era el puro disfrute del momento. Un abrazo grande

      • Ana Maria Germanas

        Hola Bambu, que preciosa vision !!, " como diamantes, sobre el negro terciopelo, de una joyeria orbital."...., una imagen seductora y alucinante , disfrute enormemente esta bella lectura.-
        Te dejo un muy cariñoso saludo.-

        • Bambú

          Ana María, tú siempre tan cariñosa...
          Me alegra muchísimo que te guste. Un besazo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.