Johnny Asdrúbal Mora Leiva

A MI HIJA: CAYAMIA

 

A MI HIJA: CAYAMIA

Sol que ilumina mis días

Amor, desde el momento que la vi

Ella es mi mundo, mi alegría

No sé cómo estar lejos de ti.

 

Disfruta mi conversación,

Y pequeñita me balbuceaba

Robándose mi corazón

Tan solo con su mirada.

 

Dormías en mi pecho serena,

Escuchando el compás de mi corazón…

Aun te veo, eres mi pequeña,

La dueña de mi existir y mi razón.

 

 

Recuerdo tu llorar por la almohada,

A esa que llamabas “miacó”…

La perdías y desesperada,

Tu madre preguntaba: ¿dónde la dejó?

 

Y aunque  la separación me aflija,

Por estas ganas inmensas de abrazarte

Quiero que sepas esto, HIJA:

Nunca tu padre dejará de amarte.

 

Te amo, y eso no cambia un día…

Comentarios2

  • Hermes Antonio Varillas Labrador

    Qué hermoso gesto dedicado a tu pequeña. Estoy muy seguro que habrás leído al maestro de maestros Luís Beltrán Prieto Figueroa quien en una oportunidad escribió para la posteridad: "Quien piensa en los niños, piensa en grande, porque los niños se miden de la cabeza hacia arriba", a lo que agrego humildemente .... hacia arriba, hacia un horizonte esperanzador de un hermoso arco iris multicolor, hacia arriba donde está Dios.

    • Johnny Asdrúbal Mora Leiva

      Gracias amigo. Los hijos siempre son nuestros pequeños, así tengan muchos años. Del maestro Prieto, como educador, lo admiro mucho. pero no había leído ese pensamiento de él. Gracias por compartirlo.

    • GIGIMORA

      El Amor Mas Grande del Planeta el que se siente hacia un Hijo, Hermoso Poema refleja puro Sentimiento de Adoración.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.