FrankCostello

Labrador de tu destino

semillas en la tierra
labrador de tu destino
fue cuando desperté en medio
de la ciudad
y estaba tan radiante
como las mejillas de mi chica
¡Oh imperterrito anciano
que vagas por el mundo
recogiendo leña, buscando carbon
haciendo sopas de fideos tibios,
cuando podras descansar una tarde
con tu vieja amada en el lecho
que ustedes construyeron?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.