Alan Daniel Carrasco Prieto

TE EXTRAÑO

Te extraño...

Y no sé cómo decírtelo,

No sé cómo decir que te necesito,

Que siento en mi pecho un vacío,

Que sólo quiero llamarte, gritarte, hablarte,

No pienso en otra cosa más que en buscarte.

 

Te extraño y esto me duele demasiado,
Mis ojos se cierran porque no tengo tu luz,

Mis labios están cortados y partidos, 

Porque tus besos jamás podré sentir de nuevo,

Mi boca amarga y seca no se abre,

Sólo se cierra, 

No me deja ni siquiera recitarte este poema,

Mis manos arrugadas, frías y viejas,

Poco a poco se oxidan,

Poco a poco se evaporizan,

Porque no puedo sentir tu cálida piel,

No puedo tocar al más bello clavel,

Mis brazos me duelen...

¿¡dónde estás!?

Me lo gritan siempre.

 

Y es que te extraño,

Y no sé cómo decírtelo,

No sé cómo hacértelo entender, 

Ni cómo mandarte este mensaje.

 

Te necesito y me estoy muriendo,

Aquí, solo en este frío, 

Sin tus brazos de abrigo.

 

 

 

 

 

 

                              Alan Daniel Carrasco.

Comentarios1

  • María Isiszkt

    Mucha verdad versas, cuando no se tiene al amor cerca, se extraña tanto, que te entra frío en el cuerpo y en el alma.
    Saludos

    • Alan Daniel Carrasco Prieto

      Exacto, te entra frío en el alma, vacío en el cuerpo, se siente como el corazón se va achicando poco a poco.

      Gracias, igualmente saludos.

      • María Isiszkt

        Estoy de acuerdo Alan Daniel con tu respuesta.
        Un saludo super cordial



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.