Ricardo_Manzanarez

Estrellas y Rosas

para el amor de mi vida:

Esther Aracellys Castillo Chavarria.

 

dentro de un enorme océano de llantos
tan profundo y sutil como el amanecer,
vierten enormes temores de espantos,
de muerte o de romances por renacer.

y en la tranquilidad de un cielo claro
hay un rostro muy risueño y coqueto,
la vertiente mirada, humilde amparo,
la creciente misma de algo cierto.

dentro de la mirada brava y silente,
dentro del corazón erróneo delirante,
dentro de la sonrisa amarga y valiente
hay ojos claros cual claros diamantes.

y en la tempestad de la noche oscura,
bajo los cristales nacientes del cielo,
bajo los sentimientos llenos de locura,
de feminidad, de la lujuria o de el celo.

bajo la mirada de millones de almas,
entre el susurro de voces calladas,
en la tierra las rosas (esas que amas)
de miel de oro, sutiles. nunca halladas.

y en lo plural de un sueño celeste,
en la cúspide de todo monte creciente,
hay estrellas que brillan desde el este,
de azules cantos y miradas pacientes.

semidiós de largos vestidos elegantes
que se pasea orgulloso en su aposento,
dueño de estrellas y de rosas fragantes,
de versos sutiles y verbos sin acento.

Ricardo Manzanarez (Nicaragüense)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.