Ingrid Zetterberg B.

A MI AMIGA LEONOR

 

Me viene una honda tristeza

por mi lejana amiga

que se quedó en la aurora

de unos sueños castos,

allá en Argentina.

 

Leonor,

tu nombre voy bordando

con hilos de plata

satinados de azul ilusión.

 

Tu nombre se refleja

en las estrellas de Salta,

sobre negros terciopelos

del cielo de tu nación.

 

Hoy quisiera charlar contigo

entre rosquillas crocantes

y un tecito.

Aunque tú quizás me ofrezcas un mate

bien calientito.

 

Yo sé que fluirían las palabras;

las fotos de niños;

tesoros rubios

de nuestras almas.

 

Y te mostraría tantos recuerdos;

cuadros al óleo

entre finas porcelanas...

Pinceles aquietados en el tiempo

junto a olvidados lienzos...

sin faltar logicamente

nuestros versos.

 

Y tú me enseñarías

los sedosos cojines

que pintaron finamente

tus manos de artista.

 

Las frutas y teteras relucientes

sobre platos y sartenes,

deslizadas sutilmente

con refinados pinceles.

 

Ay amiga, ¡qué emoción!

en mis fantasías me recreo

y de verdad te oigo y te veo

sentada junto a mí

charlando en un patio

bajo el trinar de dulces azulejos.

 

Y entre frases y titubeos

de pronto con nuestras miradas puestas

en el azul cielo...

recitaríamos los salmos

que de memoria conocemos.

Y el amor de Dios

bendeciría nuestro encuentro.

 

Ingrid Zetterberg

 

De mi poemario: "Fragancia espiritual"

Dedicado a mi amiga Leonor de San Pedro

 

Derechos reservados

Safe Creative Cta. 1006080193112

Comentarios3

  • Jorge Horacio Richino

    Ojalá pudiera darse el reencuentro con esa amiga tan querida!
    Cuántos bellos recuerdos de momentos que juntas han vivido, que linda compañía se hacían mutuamente!!
    Tu así lo expresas en tus dulces versos, cargados de amor y de esperanza por volver a ver a tu amiga y compañera de gustos y sentimientos!
    Dios te escuche leyendo estas maravillosas letras que conmueven el sentir!!
    Bello poema has brindado para regocijo de los lectores!!
    Felicitaciones y un cariñoso abrazo!!!

    • Ingrid Zetterberg B.

      Gracias mi querido amigo Jorge, pero si supieras que esos versos son en parte solamente un sueño de mis fantasías....porque ella solamente fue una amiga virtual...una poeta que conocí en un foro....luego ella se ausentó para siempre...pero me queda de recuerdo las lindas cartas que nos escribíamos. Recibe mi abrazo grande.

    • Carlos Dguez

      No falta la que se va, ni sobra la que viene... lo dijo Agustín Lara.
      Si amas algo, déjalo libre; si regresa, es tuyo... si no, nunca lo fue.
      La amistad es así Ingrid, a veces un mal entendido tira por la borda lo que con tanto sacrificio se tejió; pero vendrán nuevas amistades, gente que te valore en lo que vales.
      Abrazos amiga Ingrid. La amistad es una hermosa vía, pero debe ser de doble carril, de ida y vuelta.

      • Ingrid Zetterberg B.

        Amigo Carlos, tú has entendido completamente mis versos, pues de eso precisamente se trató, de un mal entendido que me separó de esa amiga para siempre....pero yo la quise mucho, éramos más que hermanas....Gracias por recorrer mis versos y dejarme tu grata y acertada respuesta. Un abrazo.

        • Carlos Dguez

          El primero de julio yo perdí a alguien que era más que una amiga, por celos mal entendidos. Nunca quiso a mis amigas, les tenía celos, por mucho que le expliqué que no pasaban de una amistad, eso sí: acrisolada. Se fue sin darme tiempo a nada, simplemente me bloqueó. Puedo contactarla a través de su hermana pero me pregunto: ¿valdrá la pena luchar por algo que nació perdido?
          Abrazos Ingrid, aunque no lo dices, me imaginé que rea un mal entendido pues una amistad no se aleja porque sí.

        • Hay 1 comentario más

        • Hugo Emilio Ocanto

          Qué profundidad de palabras hilvanadas con tanta autenticidad y sinceridad de amistad, Ingrid.
          Sabes ser amiga de los amigos/as.
          Y conservar así una amistad, es algo maravilloso en la vida de todo ser...
          Gracias por compartir.
          Un abrazo, amiga.
          Hugo Emilio.

          • Ingrid Zetterberg B.

            Gracias mi estimado amigo Hugo por estar presente entre mis versos y dejarme tan linda respuesta. Un abrazo.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.