ErC

...y lluvia

Encuentro una forma de llegar a tu raíz.
Comprender las luces que brotan
de los ataúdes guardados en tus ojos.

Me reburujo en la sonrisa torcida
marcada con signos y mayúsculas
en el rostro divino de tu florecer.

No comprendo las palabras mudas
siempre marcadas con tus fantasmas.
Tus muertos hablan y no callan
¿Quieres revivirlos bajo mi pestaña?

Bien, deja que florezca otra sonrisa
con ojos algo menos espectrales
sin demonios ni condones rotos.

Ven, escuchemos el silencio del mar.
A pausas entre cada ola morirás.
La luna me ayudará a darte alas.
En cada intento de muerte un beso;
por supuesto también la tormenta
con su conferencia de nubes grises
                                       y lluvia.
 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.