Carlos Güell

HABLEMOS

 

Hablemos de cosas realmente importantes.
Hablemos de vos, de tus historias, de la vez que te enamoraste perdidamente.
Hablemos de tus sonrisas que destilan miel, de tus ojos que me iluminan la vida.

Hablemos de tus manos, de tu estatura, de tu cabello y de tu olor.
Hablemos de tu cintura perfecta, de tus brazos, de tu hermosura.
Hablemos de la suavidad de tu boca, de la dulzura de tus palabras, de tus besos asesinos.

Hablemos de aquel instante en que encontraste tu paz en silencio,
del día en que las uvas verdes endulzaron tu paladar para siempre.
Hablemos de la magia, del amor que brotó desde aquel momento.

Hablemos de cada imposible que has hecho posible, de lo que has dado por amor, por locura, por pasión, por demostrar que ya no te basta por que lo deseas todo.
Hablemos del día que tocaste el cielo y lloraste en aquella estrella.

Hablemos también del día que aquel Ángel te besó el alma,
del día que prometió existir, estar, quedarse, permanecer a tu lado para siempre.
Hablemos de las promesas que te ha hecho y el amor que te ha demostrado a gritos de silencio.

Hablemos de tu perfección, de lo que sós, de lo que provocás en él.
Hablemos de cada rima que amontonás, de cada pensamiento que envota su aire. Hablemos de cada cuento, cada capítulo, cada historia que le has inspirado.

Hablemos hasta quedar dormidos y allí me hablarás de tu sueño, el sueño de amarnos para siempre, de tenernos aquí a cada momento para que así, la esperanza siga creciendo.

Hablemos.

C.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.