Ingrid Zetterberg B.

UN SUEÑO INOLVIDABLE....(Tema semanal del Cuartel)

 

Vi una multitud por las calles gritando;

todos aterrados corrían

por las explosiones cósmicas

que se escuchaban, de espanto...

y yo, con mi hija pequeña en brazos,

despavorida y llorando.

 

Luego he visto un supermercado

con los estantes vacíos...

ya no quedaban víveres;

había arrasado con todo el gentío;

hambruna en la tierra,

oscuridad y desvarío.

 

Y en el alto cielo apareció

mi Señor Jesucristo

espléndido y majestuoso

con sus ropas blancas,

resplandecientes....diciéndome:

"¡Esto será pronto!"

 

Ingrid Zetterberg

Recluta "Pétalos azules"

 

(Sueño de la vida real, una noche de Octubre de 1,993)

 

"En los postreros días, dice Dios, derramaré mi Espíritu

sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;

vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán

sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en 

aquellos días derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Y daré 

prodigios arriba en el cielo, y señales abajo en la tierra." Hechos 2:17.18.19.

 

Comentarios6

  • Maria Isabel Velasquez

    Un sueño que será una cruda realidad
    Dios nos ayude
    Un abrazo

    • Ingrid Zetterberg B.

      Así es mi estimada Maria Isabel, se vienen cosas terribles al planeta....que Dios nos cuide. Un abrazo.

    • Jorge Horacio Richino

      Un sueño que tarde o temprano será una dura realidad !!
      Hermoso poema, sobre un sueño espiritual y profético!!
      Magníficas letras!!
      Un sincero y cordial abrazo!!!

      • Ingrid Zetterberg B.

        Gracias mi estimado amigo Jorge por visitar el relato de mi sueño....si, y como tú dices tarde o temprano estas cosas ocurrirán sobre la tierra. Un abrazo grande.

      • Alfredo Daniel Lopez

        Creo que muchos pasajes bíblicos son, como, metáforas en un inmenso poema que habla de la creación.
        Deseo leer, ver y creer más en un Dios bueno que no en un Dios castigador.
        Que el fin de los tiempos algún día llegué, llegará eso seguro que sí, pero no pienso como real los 1.000 años del dominio de Satan en la tierra, ni las figuras alegóricas de las visiones del Apocalisis.
        Hoy, aquí, ahora, ya se cumplen éstas profecías pero no llega el final de los días. Más que pensar en cómo y cuándo el toque de las trompetas anuncia la segunda venida de Jesucristo, antes que eso, el hombre este destino puede cambiar.
        El tiempo para Dios es adimensional, si el tiempo es adimensional, lo que podía suceder puede que literalmente no suceda ya. Nº dudo de tus sueños Ingrid, sino que creo en la especia humana y, que en un determinado momento cambiaremos el chip, y este mundo nos dará otro motivo para seguir.

        • Ingrid Zetterberg B.

          ¡Quién pudiera tener tu optimismo, mi amigo Alfredo! pero yo cada vez veo las cosas más feas en este mundo....la humanidad desafiando a Dios en muchas formas....ya no hay moral....ya no hay temor...y sobre lo que me dices del dominio de satanás....pues desde que hizo caer en pecado a Adán y Eva empezó su reinado en este mundo....por eso la Biblia dice: "Ay de la tierra y de los mares, porque satanás a descendido a ellos con gran ira"....y por eso vemos lo que ha venido sucediendo a lo largo de los siglos, amigo....mucha maldad, muchas guerras, mucho odio....porque también se cumple lo que las Escrituras dicen: "el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar, porque sabe que le queda poco tiempo"....¿y sabes porqué le queda poco tiempo? porque se acerca el fin de su reinado....cuando Jesucristo vuelva habrá paz....y reinará sobre nuevos cielos y nueva tierra....porque todo será renovado por el Poder de Dios....y la muerte ya no será más....y Dios enjugará las lágrimas de los rostros....de sus escogidos...por eso es importante aceptar a Cristo en nuestras vidas y procurar una relación personal con él, para ser dignos de ser librados de la ira de Dios que vendrá sobre el mundo pecador. Gracias por visitar mi rincón de letras, este sueño fue real amigo....Un abrazo.

        • Hugo Emilio Ocanto

          Tu sueño espiritual y profético se ha de cumplir, Ingrid.
          De mi parte, estoy totalmente seguro.
          Dios la ha vaticinado, y así ha de ser.
          Brillantes tus letras de éste, tu sueño inolvidable, poetisa.
          FELICITACIONES.
          Un abrazo.
          Hugo Emilio.

          • Ingrid Zetterberg B.

            Así es, amigo Hugo...yo también estoy segura....y no soy la única persona que viene teniendo estos sueños proféticos....son muchas personas alrededor del mundo que también tienen sueños y visiones de lo que vendrá....Gracias por visitar mi espacio de letras, amigo. Un abrazo.

          • Carlos Dguez

            El preludio del fin, preludio del Apocalipsis según san Juan amiga. Muchos toman esto como un castigo, yo idealizo a un Padre Celestial, y como tal no veo a un castigador sino a un ser justo que da a cada quien la moneda que le corresponde. Te imaginas que yo pensara que quedé postrado en una silla de ruedas por castigo? Claro que no, y en cambio sí es la justa moneda que me he ganado.
            Un placer leerte amiga Ingrid, te dejo un abrazoa través de la distancia.

            • Ingrid Zetterberg B.

              ¡Cuánta humildad hay en tu alma! mi estimado amigo Carlos....Dios ama a los humildes....nada temas, ni aunque estés en silla de ruedas, el Señor está de tu lado, pero los designios de él a veces no son fáciles de comprenderse, nuestra mente es finita. Gracias por asomarte a mis letras donde he narrado este sueño que francamente me asustó....he tenido más sueños y visiones que son de temer, amigo....pero ya sería muy largo de contar. Recibe mi abrazo.

            • CUARTEL DE POETAS LOCOS.

              Excelente aporte; muchas gracias por tu participación en el tema semanal.

              Saludos y feliz día.

              • Ingrid Zetterberg B.

                Gracias mis estimados amigos del Cuartel por asomarse a mis letras y dejarme tan grata huella. Un saludo fraterno.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.