Andrés Romo

El dilema de un poeta, de ser poeta

 

Corrió a las rocas, quería esconderse,

les dijo que lo escondieran de su ser,

pero no lo hicieron, sólo sombra le dieron,

corrió al mar, pero las olas lo revolcaron,

sin decir nada, a la playa lo devolvieron.

 

No tenía de otra, habría que ser sincero,

sincero de la vida tan vacía que llevaba,

en la suave arena introdujo su mente,

queriendo que los granos lo entendieran,

no sabía que todos ellos le reprochaban:

 

¿Qué hiciste de tu vida? cada uno le decía,

¿por qué no luchaste por la vida que tenías?

te vimos derrumbarte por un amor sin valía,

la luz del mar del sur hoy te clama valentía,

levanta tu frente poeta caído y ve adelante.

 

Cimbra con tus versos el amor sincero,

cubre de gloria los momentos de agonías,

nombra con poesía a las musas bayaderas,

explaya en exquisitos poemas tus locuras,

no escondas la grandeza de tu vera.

 

Andrés Romo

 

Vera: antiguamente significaba verdad, hoy en desuso.

 

 REGISTRO PÚBLICO DEL DERECHO DE AUTOR No.  03-2014-100810341800-14



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.