VICTOR SANTA ROSA

LA MÍA CULPA.

LA MÍA CULPA.

 

Mía es la culpa Señor,

por desear lo que tú haces,

pero creas cosas bellas.

 

Bella es la luna,

y una a una.

Bellas las estrellas

y también el Alba

en su día madrugador.

 

Hermoso el Ocaso,

sobre el horizonte,

cómo lo es el monte

y la mar en remanso.

 

Mía la culpa también

y tuya de algún modo,

pues solo en tu Edén,

me hiciste a la Mujer.

 

Y ¿Quién iba a saber?

Si no Tú. De sus encantos,

de su seducir y apetecer.

¿Cómo no desearlos?

 

Me diste virilidad,

también la hombría,

a la hembra virginidad,

del hombre Ambrosía.

 

Exculpa Dios mío,

mis concupiscencias,

también mi desvarío,

en sus apetencias.

 

Y es la culpa mía,

y el pecado todo,

pero tú de algún modo,

sabías que pecaría.

 

Autor: Víctor A. Arana

(VÍCTOR SANTA ROSA)

Julio 16 del 2018.

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Me ha gustado mucho en la cadencia y musicalidad.
    Felicito a Ud. por el uso de recursos.
    Saludos
    Amalia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.