Sebastian Antonio

La entrega

Soy un muerto en vida que camina

destrozando las suela de sus zapatos

Como nada tengo, nada que perder tampoco

mi vida entera es un naufragío.

 

Antes de abandonarme en los arrabales del presente,

fundiré lo que me queda en los que me rodean

porque ya he muerto, ya no existo

pero hoy soy todos los hombres.

 

Si nada vale mi vida, que el asesino no sea el olvido

Hoy soy todos los hombres, y mas que nunca estoy vivo !

 

Entera entrego mi existencia,

lo que soy y lo que fui,

que ellos simplemente

hagan de mi lo que quieran.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.