Juan Beltrán

Soledad

¿Alguna vez perdiste un diente?, esa sensación dejo tu ausencia
Detesto la hiel después de lo dulce y menta 
Te busco <<siempre>> a las tres o cuatro de la mañana
Sin encontrar más que una tétrica e infinita cama
Y en sábado y domingo cuando en el frigo no hay cerveza 
No quiero más que verte sobre el sillón explayada
Amo aun tu maldito cinismo de aparentar ser buena 
Amo cuando aún no habías sido mía
Es necesario regresar al punto en que no te conocía
Pero siempre que vuelvo me sigo de largo como línea 
A punto de encontrar otra y quedarse allí, detenida
¡Maldita sea!, me he vuelto un demente



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.