Sofitruqui

Otoño

Otoño y Spinetta;
combinación eléctrica.
Me remontan hacia años atrás,
cuando reconocí su poesía
como un salvavidas
en aquella tormenta
que despide a la adolescencia.

 

Me recorre una especie de nostalgia
cuando te siento llegar,
desconozco por qué será,
aún mis palabras no lo saben explicar.

Veo caer tus hojas tono cobrizo,
volando en forma circular,
y sonrío por comprender
que el desapego es parte de crecer.

Soltar la contención,
esa que tantó me protegió,
no por egoísmo, ni rencor,
es el sacrificio que pide la maduración.

Tampoco juzgo todas sus enseñanzas,
pero me las cuestiono.
Ya no soy una con sus miedos,
diferencio si de verdad yo los siento.

Ojalá mi esencia viajera no lxs lastimara,
pero el calor de esta casa
ya no siempre le alcanza
al fuego de mi alma.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Te has expresado, con la magia y ternura de una inocencia que madura y comprende.-
    Como me agrado leerte.-
    Te dejo un cariñoso saludo.-

    • Sofitruqui

      Ana, muchas gracias! Me alegra mucho que te haya gustado, de verdad. Te mando un abrazo!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.