La victoria

Sin sentido

Vestidos de indiferencia

Engañamos nuestras mentes 

Manteniendo apariencias 

Ignoramos, lo que sienten:

 

Cuando se rozan los labios 

Se desatan los incendios 

Se derrumban las murallas

Que separan a estos reos

 

Mas, el orgullo se hace dueño

Del momento, del presente 

Y reducen a cenizas 

Los susurros de esas mentes. 

Comentarios2

  • Cristian Cerna Q.

    Espectacular! invita a expresar lo que uno puede llegar a sentir en otras personas. bonito escrito 🙂

    • La victoria

      Muchas gracias Cristian, me alegro que lo disfrutes.
      Un cálido abrazo,

    • Humberto adasme

      Eres genial.Me paso rollos y creo universos completos con solo leerte.

      • La victoria

        Muchas gracias Humberto, es un placer para mí que lo disfrutes



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.