Rene Dayre Abella

AUSENTE

Hay otras nuevas sombras en mi vida,

espectros que me acosan paso a paso.

sangre nueva brotando en vieja herida,

y yo, sin el apoyo de tus brazos.

 

Abandonas mi vida, no te importa

el amargo sufrir de mi alma en vela,

y ausente, a la deriva de las horas,

arrastro el fardo horrible de mi pena.

 

Me dejas cual un pobre caminante

perdido en las arenas del desierto;

me abandonas, como un navío errante,

sin la esperanza de encontrar un puerto.

 

¡Ay, amor, me mata esta tortura,

ya no resisto más este cruel peso!

¡Alivia, por piedad, mi honda amargura

con la ansiada promesa del regreso!

Comentarios2

  • Johnny Asdrúbal Mora Leiva

    muy hermosa composición.... saludos

  • Maria Isabel Velasquez

    Bello poema, me encantaron su ritmo y cadencia.
    DTB SIEMPRE

    • Rene Dayre Abella

      Gracias, María Isabel. Muy amable. En realidad este poema lo escribí cuando transitaba la adolescencia y lo mantuve inédito hasta ahora ,y lo he publicado para recordar a una joven que desgraciadamente falleció ya hace mucho tiempo. Se lo debía. Gracias por opinar. En ese tiempo yo cuidaba mucho el ritmo interior en cada intento de poema, sin pretender encerrar el poema en una métrica. Me salían así, de modo muy espontáneo. Gracias de nuevo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.