Humberto adasme

Artefactos

Tu voz se ha vuelto un murmullo lejano

Que llega a mis oidos una noche silenciosa

Y tus ojos las estrellas con su brillo lejano

Tu presencia apreciada una piedra preciosa

Esta noche la nostalgia me ha visitado

De la mano una musa de improviso que inspira

Una rosa marchita que te había guardado

Y una caja cuadrada ahora vacía

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.