yandri

Contemplandote en la noche.

Mi alma penitente por ti lloró

en esta helada noche solitaria,

donde mi fé era una fiel partidaria

del amor que mi corazón ansió.

 

De cruzar la más estepa llanura,

navegar el más correntoso río,

recorrer todo el andes con su frío

 y de los manglares con su espesura.

 

Llegar a tu ventana y bajo el cielo

recitarte poemas de neruda,

contemplandote de ti bella hermosura.

 

Arriesgando a que nos mire tu padre,

arriesgando la vida por un instante

que miro tu belleza terrenal.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.