ORLANDO LARA

PUNTO FINAL

En esta tarde serena

De colores tenues y brillantes

Enmarcan la agonía

De un amor recalcitrante

 

En esta tarde tranquila

De nubes alegres y danzantes

El alma que pende de un hilo

Por un amor delirante

 

En este crepúsculo rojizo

Que enmarca un adiós enfermizo

Que llega dando tranquilidad

A un alma que no encontraba paz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.