Ricardo Alarcón

Tinieblas

Brumoso carruaje que conduce a las sombras
Tal vez sea un viaje espectral
Rodeado de ánimas en pena 
Y lleno de gritos infernales 
Un horizonte limitado 
No importa sumergirme allí 
Total , la desdicha tocó la puerta
Y yo sin querer la dejé entrar
Quise ganar la copa del amor
Me quedé con un honroso tercer lugar
Que más da , el azar es así
Las gorgonas jugaron con los ojos de trofeo 
Como los tuyos jugaron con mi corazón 
Los títeres negros son guiados por Lucifer 
Y atan mis recuerdos a ti 
Sólo me queda descender 
Ser feliz en las tinieblas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.