Índigo

Entre los renglones de un cariño



Contigo lo quiero todo,

un amanecer misterioso,

un atardecer tormentoso,

una mañana de lluvia,

una noche sin luna.

 

Contigo lo acepto todo

porque de los malos momentos

nos guiamos,

y con los buenos

enseñamos.  

 

Contigo el día y la noche,

el principio y el fin,

la calma y ¡el caos!  

 

Contigo a mi lado cariño

todo se torna inefable

incluso las flores,

incluso la propia tierra

porque en ella un día

terminaremos nuestro andar

volveremos a nacer

y tal vez seremos arena

o tal vez marea, 

quizá verde vegetación

o quizá un etéreo espíritu de la naturaleza

pero renaceremos,

pero renaceré

por ti

para ti.  

 

Contigo a mi lado cariño

lo quiero todo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.