Arnett Hernández

Amante

Me pregunta porqué después de 6 años de matrimonio le hago el amor como si fuese la primera vez.

Guardo  silencio y  llevo su cabeza  hasta uno de mis brazos. Los ronquidos quebradrizos que salen de su garganta la delatan, está  dormida.  En ese momento le  contesto:

"lo que no sospecha tu mente, ya lo sabe tu cuerpo. Las caricias que te di no son tuyas, cierro los ojos para sentir su melodía en lugar de tu cuerpo vacio. Evito respirarte para recordar el aroma que mesclado de sudor salía de su cuello mientras la besaba"

 

Eso le dije y sentí ganas de salir corriendo, ganas de vengarla haciéndole  el amor una vez más a la dueña de  mis besos...

Lamentablemente la venganza fue de mi señora misma, puesto que nunca hice el amor con la dueña de mis besos, y de ella sólo conservo  su imagen en mi memoria muda y uno que otro espejismo de su cuerpo encima de mi cuerpo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.