My Dark Angel

"ERROR SIN SOLUCIÓN"


AVISO DE AUSENCIA DE My Dark Angel
Perdimos los versos en la noche de oscura poesía... melancolía que decían que te enamoraría, alto precio pagaría con condena fría de no escuchar tu voz en melodía, era de esperar que llegara este día... el día de un fín sin final en el final de los días...

Te pienso pero ya no te siento, Tantos días invertidos en el intento que no me quedan palabras para describir lo que me hierve por dentro...

Noches desesperadas buscando hadas bajo mi almohada, intentando olvidarte, inestable cuando vuelvo partiendo de cero en tu arte, mil fotos olvidadas, palabras que ya nunca serán rescatadas, perdimos el alma que jamás será encontrada...

El viento calla con un silencio ahogado, la brújula dorada dejó de señalar lo que encontré al otro lado, un norte que me olvidó por errores del pasado...

Aquí en un rinconcito de mi mente te has alojado, oscuro y desalmado pues no suelta mi corazón, lo tiene amarrado entre aguas de tus mares y la bruma de tus altares, mausoleo de brujas, que caen al vacío si las empujas...

Yo en mi burbuja, coraza invisible e indomable, escondiéndome de tí y de mi alma vulnerable, quema el fuego de nuestras memorias rotas, sigo aterrizando en el mes número 13 de todas nuestras derrotas...

Necesito no buscarte, pero lo hago... necesito encontrarte pero me pierdo... necesito que el viento me hable como solíamos hacerlo...

Sincerarme contigo para desnudar mi alma, arrancarme la piel y hacer un abrigo para el frío que me espera, he cometido el error más grande de la más tonta manera, un error que me obliga a olvidarte, intentar no pensarte y perderte para siempre en el arte de esta vida, y sé que esto abrirá una herida que no sanará ni el tiempo ni con ningún druida...

Me alié con el rencor que habita en el otro lado de mi corazón, allí todo es amargo, espacio oscuro de letargo y sin embargo me mantiene con cordura; el otro lado, tú rincón, desvaría y sigue soñando con que tu alma algún día será mía, no se da cuenta que es imposible, que la real torpeza por todo lo que nos pesa nos hizo inservibles, rotos juguetes abandonados por niños que cruzaron de lado, no hay vuelta atrás, tomé una decisión de la que me arrepentiré aún más, pero no puedo seguir con este dolor y aunque yo no quiera puedo dejar que quieran mi corazón...

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.