José Miguel

A una semi-diosa

Alúmbrame en la sombra

Diosa, semi – diosa.

Qué las ventanas están empañadas

A medias, y cortada la cara

A la mitad.

Alúmbrame con tu luz

Velada, en mi vela.

Qué solo (la) voz,

solo tú, silencio

ha sabido cobijarme

en la noche única,

inimitable.

Dame la condonación

De mis penas y mis deudas,

Y que, el interior

No se desgaste y permanezca

Al encuentro próximo del amor,

A la próxima noche,

A la próxima vida….



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás registr[email protected], logueate aquí.