alupego

CÁLIDA NOCHE SIN REJAS

 

En el arcano lugar,
donde se ocultan los sueños.
Penetró un rayo de Luna,
para buscar el deseo.
Al encontrar un reflejo,
de lo que estaba buscando.
En el lecho lo dejó,
para poder disfrutarlo.

Sueños que evocan verdades.
Como luceros brillantes.
Luz de nácar cristalina,
que titila proyectándose.
Sobre las almas dormidas,
en su tálamo radiantes.
Fuente de antiguos recuerdos,
con apariencia de reales.

Trina el ruiseñor al viento.
Para que el viento le salve.
Y entre sus brazos ingrávidos,
a vergeles le acompañe.
Transparentes son sus voces,
como nítidos cristales.
Versos al viento gritando,
para que los lleve el aire.

Recónditos pensamientos.
En arabescos saltando,
como infantiles mortales.
En sus alas de sapiencia.
Como si gráciles ánades,
volaran en la conciencia,
encerradas en sus cárceles.
Perfume de las ideas,
con olor de caminantes.
Sudores que se derraman,
cuando sus pasos se abaten.

Sueños que de puro sueño.
Como famélicas aves.
Deambulan entre las nubes,
buscando una voz que hable.
Sueños que alumbran durmientes,
en las nebulosas calles.
Redobles de las campanas,
que te ignoran y te aplauden.
Espectadores dormidos,
en su ceguera expectantes.

Cálida noche de Luna,
con flecos de chocolate.
Tiernas caricias de luz,
entre sábanas parlantes.
El fuego entre los soñantes,
que abrasa las realidades.
Líquidos sueños de Luna,
hidratados por la sangre.
A. L.
http://alupego.blogspot.es/2

Comentarios1

  • Ma. Gloria Carreón Zapata.

    Maravilloso su versar estimado autor. Mis felicitaciones, un placer disfrutar de la lectura de su gran obra poética. Un cordial saludo.

    • alupego

      Viniendo de usted, a un simple principiante, es un enorme elogio. Muchísimas gracias.
      Cordiales saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.