GuillermoO

Lo que te deparó calor

desata la boca de los peces

adolescente

 

mueve tus iluminados roces

para que las cuerdas

con las que anudaste los ocasos

adolescente

siembren el relato de tus caricias

 

di que amaste a una espada

a una ventana abierta donde la arena castiga

a una soga anudada a un tremendo grito

 

antiquísimo

por las vías rueda un tren ocioso

que no lleva a ninguna parte de las que quieres

 

pues el paisaje siempre es el mismo:

esa cara soledad impiadosa

y los bellos rostros desaparecidos y aparecidos

en tus sueños

 

adolescente

 

dí que en el planeta agua

has de mirar

los amados y últimos ojos

y que si han de volver

los cubrirás con la manta bermeja

aquella que te deparó calor

en tu infancia.

háblales, dales la pequeña luz de tu niñez

diles tu voz

aunque la tristeza de la mañana débilmente iluminada 

te confunda

y te cueste aceptar

que los ojos que te miran

han abierto la puerta

y traen la paz que tú tanto deseas.

 

GuillermoO

D.N.del derecho de autor

 

 

 

Comentarios1

  • somosnada

    me gustó mucho ♡.

    • GuillermoO

      Te agradezco mucho que lo hayas leido y que te haya gustado.
      Un saludo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.