Israel H Najera

Corazones de Piedra.

CORAZONES DE PIEDRA.

 

ESTAMOS EN LA ERA DE CORAZONES DE PIEDRA, DONDE LA MALDAD IMPERA, DONDE NADA SE TOLERA, DONDE UNA ARMA SE DISPARA A CADA SEGUNDO, ES UN MUNDO SUMERGIDO EN EL ODIO.

 

Aparentemente, sólo con pensar diferente, te ganas el desprecio de la gente, y abrir la boca es un precio que se paga muy caro, donde lo que es raro es repulsivo, así es donde yo vivo, un lugar donde a un ser vivo le arrebatan la vida, de manera despiadada, pero nadie dice nada, y para colmo lo llaman deporte o incluso arte, un mundo resignado a estar dominado por el miedo, donde el chantaje es el lenguaje del gobierno, donde al infierno no se teme, porque hay quien asume que en el estamos viviendo, donde el diablo es un recurso muy utilizado y un aliado de personas con sotana, un mundo donde dios no embona y lucifer se corona, donde la labia sabia es ignorada y la malvada es proclamada, donde de nada o poco sirve tu empeño si no sabes ponerte de rodillas y dejar pisotear tu dignidad, donde hablar con la verdad es peligroso, donde la supuesta salida a los problemas, alberga en la pólvora, donde se descuida el ahora y se lamenta en el mañana, donde hay hambre de sangre y se peca de gula, donde la escuela está en la calle y en docente es como un indigente, donde las lágrimas son derramadas por los valientes y ocasionadas por los cobardes, donde la muerte llega indiscriminadamente, por fanáticos creyentes, donde se sueña con la paz u te despierta el sonido de las balas, donde no vale el interior sino el color, sea de tu piel o tus billetes, donde el dolor de unos, es el regocijo de otros, donde un hijo es vendido y un padre infravalorado, donde a tú lado está la envidia esperando tu descuido, donde las aulas se vacian y las cárceles se abarrotan,, donde fingen ser papás, pero fungen los abuelos como tal, donde el mal se fomenta desde la placenta, donde se aparenta como mecanismo de defensa, donde una ofensa, lejos de ser perdonada, suele ser castigada, donde la vida es prestada y pagada con intereses, donde no obtienes lo que te mereces, sino lo que te pueden dar, te tienes que conformar, donde llorar no es para hombres?, jamás he escuchado pensamiento mas machista, donde se es masoquista y se vota por el verdugo, y nuestro yugo es su sonrisa, donde en misa hay golpes de pecho, y al llegar bajo su propio techo, planta su puño derecho en la mejilla de su esposa, donde hay huérfanos sin casa y mal paridos con mansiones, donde muchos soluciones proponen, pero unos cuantos sus razones imponen, donde como dijo Nach: Los niños compran pistolas al igual que coca colas, donde llorar a solas, ya es una necesidad que te libera para lo que otro día te espera, donde la verdad se oculta, y la mentira, mata.

22-11-15.   Israel Najera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.